Incontinencia Urinaria

Muchas causas pueden originar un mal control de la vejiga. La buena noticia es que existen muchos tratamientos médicos que le pueden ayudar.

La mitad de las mujeres presentan incontinencia urinaria en algún momento de su vida y en general, ellas tienen el doble de frecuencia de incontinencia que los hombres. La incontinencia no es un resultado inevitable del envejecimiento. Hay casi siempre una causa específica para que se presente este síntoma y puede ser tratada o manejada.

Hay varias clases de incontinencia urinaria, cada una con muchas posibles causas. La misma persona puede tener más de una sola clase y causa.

Incontinencia de esfuerzo

Pérdidas pequeñas de orina al toser, reír o realizar esfuerzos. Generalmente secos en la noche.

La incontinencia de esfuerzo puede constituir la mitad de todos los casos de incontinencia urinaria. Típicamente la persona gotea pequeñas cantidades de orina al toser, estornudar, reírse o pujar, y es muy común en mujeres multíparas o mayores. Con frecuencia se relaciona con debilidad de los músculos del piso pélvico, lo cual permite goteo de orina en los momentos de esfuerzo o aumento en la presión dentro del abdomen.

Es necesario realizar un examen urológico clínico y dinámico completo para decidir el tratamiento.
Se puede controlar la sintomatología simplemente por medio de tratamiento médico pero con frecuencia es necesario el tratamiento quirúrgico.

Incontinencia de urgencia

Es la imposibilidad de controlar la salida de orina después de sentir un fuerte deseo de orinar.

  • Urgencia para orinar
  • Aumento en la frecuencia urinaria
  • Micciones de poco volumen
  • Vejiga hiperactiva

La incontinencia de urgencia es más común en la gente mayor, aunque puede ocurrir a cualquier edad. Los signos de incontinencia de urgencia incluyen un frecuente e intenso deseo de orinar, con pocos volúmenes. Tiene muchas causas, como carcinoma in situ vesical, infección del tracto urinario, cistitis intersticial, problemas del sistema nervioso central y obstrucción urinaria.

El tratamiento incluye la causa de base y medicamentos específicos. En raras ocasiones puede ser necesario recurrir a la cirugía.

En algunos casos se pueden encontrar ambas clases de incontinencia en el mismo paciente, motivo por lo cual el manejo exitoso depende de un estudio urológjco adecuado.

Incontinencia por rebosamiento

La vejiga no se desocupa por debilidad del músculo de la vejiga o por obstrucción.

La incontinencia por rebosamiento ocurre cuando la vejiga no se vacía completamente y luego se llena a máxima capacidad. Una vez se presenta esta condición, hay salida al exterior de pequeñas cantidades de orina, cuando se presentan aumentos en la presión dentro del abdomen. Puede ser causada por debilidad del músculo de la vejiga o por obstrucción. Hay otras posibles causas como diabetes, lesión de la médula espinal, medicamentos, etc. En estos casos es importante consultar al urólogo debido a que si la orina refluye a los riñones los puede dañar.

No hay razón por la cual la incontinencia urinaria impida a cualquier persona llevar una vida activa e incorporada a la sociedad, si se trata adecuadamente.

Pida una cita sin compromiso

Rellene nuestro formulario y estudiaremos su caso.

Su mensaje ha sido enviado.

Le responderemos lo antes posible.

Entendido